Carlos y Raúl, de nuevo, los dueños del circo

Terminaba el año 1994 en México mientras se cocinaba una nueva metodología gubernamental, nueva en todo, pero no en su esencia, eran unos nuevos intentos del PRI por mantener su dictadura luego de décadas de control y dominio y ni hablar de la opresión social que este partido ejercía en todas las aéreas del país.

El PRI se caracterizo por una estela y estigma de corrupción inimaginables, con frases tan famosas como “el que no tranza no avanza”, con un Tepito en pleno auge, el PRI se caracterizo por permitir de todo a todos, pero, ¿entonces porque no había tanto lio económico?, por irónico que parezca, eran tiempos en los que el mismo gobierno te afectaba pero al mismo tiempo te dejaba afectar, se creo una cadena interminable de afectaciones, sobornos, corrupción y “vistas gordas”, que de un modo u otro la sociedad encontró el modo de mantener a flote una economía mal habida.

Sin embargo todo tiene un precio, y al final, el resultado de tanta corrupción se reflejo en una burocracia obsoleta, aplastante y asfixiante para cualquier tipo de tramite, se llego a un punto en el que ya nada ni nadie se podía mover sin un generoso soborno, y fue ahí donde los caminos se comenzaron a cruzar para mal de la misma sociedad.

Delincuentes de todos tipos comenzaron a chocar agresivamente, los sobornos dejaron de ser suficientes, y las extorsiones comenzaron a agravarse, el PRI supo ver que el final estaba cerca para su podrida carrera política, después de haber actuado cual polilla sobre la hoja, este partido así acabo con la nación, con la sociedad que lo apoyo y mantuvo en el poder, por la comodidad económica que para todos había.

Terminaba el sexenio del político que tenia perplejo a todo el sistema por sus ideas y su forma de tomar las riendas de todo para crear algo nuevo, una quimera que sabían que no podrían controlar, pero que aun así, reconocían la necesidad de crearla, ya que era preferible un monstruo que varios entes independientes.

Carlos Salinas de Gortari culminaba su periodo sin permitir a nadie salir de su asombro, mientras que de su mano Carlos Slim se convirtió en un millonario inalcanzable, Carlos a la vez hacia negocios perjudiciales para la nación, pero nadie fue capaz de advertirlo porque estaban maravillados con este personaje a quien solo atinaron en llamar como “tecnocracta”.

Sin embargo aunque Carlos dejaría la presidencia, no estaba dispuesto a dejar el poder que tanto placer le había causado, y ciertamente es una mente brillante aunque mal encausada, comenzó a fraguar su presencia perpetua en el poder, y atino en escoger un digno representante, Luis Donaldo Colosio Murrieta, así como también acertó en escoger un excelente personaje que seria el punto de conexión entre el viejo y el nuevo PRI, alguien que sabría tomar sus planes y canalizarlos hacia la sociedad por medio de Colosio, quien ya contaba con una enorme empatía y simpatía social, en gran parte de la Republica Mexicana, y ese personaje fue Ernesto Zedillo Ponce de León, a quien instauro como Secretario de Campaña de Colosio, el plan no podía ser mejor, ni mucho menos caminar tan perfecto.

Una vez mas Gortari maravillaba a personajes propios de la política, y ajenos a ella, a los medios, y a las masas, a los sindicatos y a organizaciones de todo tipo, cual director de orquesta todos creían acertar en su pronostico, la premisa era que Gortari había llegado para reformar la política y que ese magnánimo ejemplo seria mejorado y reforzado con el simpático Colosio, todo iba perfecto, ningún partido se atrevía a llevarle la contraria, ningún personaje de altura política o social, se atrevía a encarar tal tercia poderosa, y bueno, la verdad es que muchos ya estaban muertos, y aunque los medios quisieron hacer eco de esto, ahí comenzó el declive.

El gobierno comenzó a cobrar viejas facturas a sus eternos sobornantes y sobornados, sin embargo no contaba el PRI con que estos personajes se rebelarían, pues se les había dado la comodidad no solo de operar si no de fortalecerse y de volverse experimentados, el alumno superaba al maestro y por mucho, este “pequeño” detalle no lo había prevenido el Sr. Gortari, y esa fue su mayor sorpresa, pero vendría otra.

Al darse cuenta que el poder se le convertía en agua y se le escurría de las manos, Gortari propuso una reforma política desde adentro, y así se lo hizo saber a Zedillo, quien así se lo escribió a Colosio (como buen secretario de campaña en turno) y mágicamente Colosio podía decir lo que el quisiera y la gente lo ovacionaba mas que aun artista de la mas alta fama.

El error básico fue el tiempo, de no haber hecho publicas sus intenciones mediante Colosio, la sociedad hubiera aguantado solo un poco mas, y quizás la reforma propuesta si hubiera funcionado aunque fuera en un nivel de mediano alcance, teóricamente Gortari buscaba descabezar puestos y dependencias pues sus representantes ya no serian útiles para sus ideales, y su nuevo gobierno, el cual el manejaría desde la distancia, cual presidente vitalicio, muy al estilo titiritero.

Y fue ahí donde Colosio fue la primer ficha del “efecto domino”, no hubo mejor estrategia para desenmascarar al PRI ante la sociedad, que provocar su implosión jamás imaginada, Gortari no lo vio venir, se había quedado sin su mejor carta, Colosio era un amado por la sociedad, Zedillo era el personaje oscuro detrás de la empatía de Colosio, no había mas remedio que aplicar la estrategia militar de suplir al vacante.

Pero la sociedad exigía un culpable, le había sido arrebatado su mas flamante exponente, aquel que los hizo soñar a todos aun despiertos, los antagonistas políticos comenzaron desesperadamente a atacar muy al estilo de las hienas, y el PRI quedo al descubierto, al grado de que los medios se aliaron con las fuerzas de oposición política y la catástrofe se volvió una bola de nieve en caída libre y acumulando escorias tras escorias.

Gortari no tuvo tiempo de asegurar su recién amasada fortuna, no era el plan que se supiera cuan vacías dejaría las arcas de la nación, se suponía que mientras Colosio mantenía vuelta loca de felicidad a la nación por su llegada a la presidencia, Zedillo orquestaría el perfecto maquillaje a las finanzas mexicanas que sufrirían un increíble zaqueo.

Al final Gortari se fue de México, a Irlanda para ser específicos, mientras que Suiza lavaría el dinero que robo de la nación que recién represento como presidente, y el panorama se antojaba apocalíptico, ahora la sociedad exigía dos culpables, uno para vengar la muerte de Colosio, y otro que devolviera las enormes cantidades de dinero sustraídas ilegalmente de la nación, el dólar se disparo en valor, junto con las deudas y los ahorros desaparecieron de diciembre de 1993 a 1994, los suicidios por desesperación de no poder cumplir con deudas se dieron en cantidades asombrosas, empresas enteras e internacionales se fueron a la quiebra, franquicias enteras desaparecieron,  México sufrió una caída y retroceso incalculable a la fecha, dejamos de ser un país de primer mundo, y comenzamos a ser una nación tercermundista, la pobreza se agudizo, y la delincuencia repunto, ahora todos necesitaban dinero fácil y pronto, los créditos se agotaron,  y se volvieron impagables, muchas empresas salieron de la nación para salvar sus intereses, los medios solo atinaban a atacar a Gortari aunque no tenían idea de que decir claramente.

Desde las frías regiones de Irlanda, vacacionando y huyendo de las autoridades, Carlos fue capaz de manejar todo a su antojo, y construyo dos chivos expiatorios, uno para calmar la sed de venganza por Colosio y otro para calmar la sed de justicia por la ruina económica, y entonces aparecerían dos personajes que aun hoy, son de vital importancia para la nación.

Dos crímenes que jamás se esclarecieron, solo fueron diestramente maquillados por la astucia de Zedillo en la presidencia, ¿se volvió el perro contra el amo?, eso jamás!, de algún modo Raúl Salinas de Gortari acepto ser chivo expiatorio para que las autoridades desviaran la mirada de su hermano prófugo y así se resolvería el primer crimen, el robo a la nación.

Pero las “autoridades” no buscaban a Carlos para hacer justicia a la sociedad, lo buscaban por traición, por robo a intereses oscuros, y por dar la espalda a quien le dio la mano manteniendo la farsa de un nuevo gobierno que estabilizaría a la nación, a Carlos lo buscaba una nueva ley, corrompida ya por el narcotráfico.

A Raúl, le sembraron muertes, fraudes, y delitos que quizás no cometió en la medida que se le fueron adjudicados, pero el pacto era aguantar callado y declararse culpable si no expresamente, al menos si, tácitamente, y de eso hicieron eco Los Tigres del Norte, y la censura repunto desde ahí contra los medios, y contra la sociedad, una censura orquestada desde adentro del poder, por miembros del mismo, que ya comenzaban a sufrir el exagerado peso de los carteles que exigían el cumplimiento de los convenios y pactos secretos que previamente se habían acordado con el gobierno, y que la sociedad toleraba porque jamás se había visto afectada, tal situación apenas pudo mantener a raya el mismo Zedillo.

Surgió entonces el siguiente chivo expiatorio, el que saciaría la sed de venganza y sangre que la sociedad reclamaba mientras aun le lloraban a Colosio, a la vez que se creaban sociedades anónimas que se encargarían de mantener vivos sus “ideales”, cuando la verdad es que Colosio solo leía guiones escritos por Zedillo en su momento de campaña, y es cuando México conoce a Mario Aburto, en un video bastante cuestionable en su veracidad, con imágenes que por mas filtros que se le aplicaran jamás dejo en claro quien era el “personaje” misterioso y asesino del simpático Colosio.

Una vez mas se hecho mano de los medios y bombardearon tanto a la sociedad nacional como extranjera, asegurando que el gobierno de Zedillo tenia los culpables a la velocidad que la sociedad exigía, se iniciaron procesos, se procesaron a los dos (presuntos) culpables y después de meses de bombardear a la sociedad con lo mismo, la apatía y el conformismo hicieron acto de presencia, la sociedad quedo en un letargo del cual aun no despierta, y escogió quedarse con el ideal del político “Colosio”, un político que no existe, y que jamás surgirá.

Que llegara el PAN a la presidencia, con un Calderón de representante, fue mas que alivio para el PRI, y la historia de México se torno sangrienta, fuerzas de oposición e ilegalidad lo llevaron ahí, y surge entonces la sed de venganza por el antaño robo de la presidencia comicios tras comicios, y la historia ya es conocida desde entonces.

Hasta que el PRI se reorganizo, se reformo, se maquillo de nuevo cual actriz que toma su segundo aire en su carrera, es cuando reaparece, con un representante a quien hicieron subir peldaños a base de apariencia física, y quien dio muestras de poder con el peso del paquete, al demostrar insospechados niveles de corrupción y cinismo ante el artero asesinato de una inocente niña, surgía entonces Enrique Peña Nieto, con un oscuro historial de muertes, adulterios, desviaciones sexuales, y demás corrupción, pero nuevamente un personaje empático ante la sociedad, pero esta vez, serio, obediente a las ordenes de un Gortari que había vuelto tiempo atrás para crearse un gobierno paralelo llamado CONAGO, un político que demostró que sabia como volver a tomar las riendas y dirigir todo desde el oscurantismo.

La cereza que adorna semejante y aberrante pastel, es ahora, la incursión en las filas de gobierno, de un Raúl Salinas de Gortari, dejando en claro que el personaje de Enrique Peña Nieto, ahora si, pasara a segundo plano, y se dedicara solamente a obedecer ordenes de Carlos Salinas de Gortari, y su hermano Raúl será el emisario perfecto, el chivo expiatorio liberado, el hermano agradecido, enriquecido y protegido, es el retorno no profetizado de Carlos al poder.

Con un frente solido como la CONAGO, con políticos, lideres, representantes y emblemas de todos los estratos sociales nuevamente comiendo de su mano, Carlos tiene todo para frenar todo y a todos y reiniciar de nuevo una marcha en retroceso hacia la bonanza de la riqueza mal habida, eso ni siquiera el mismo López Obrador lo podría haber imaginado, vaya ni siquiera el multi derrotado Cárdenas se lo habría pensado, algo que ninguna ley o medios de comunicación soñó o pensó que podría pasar, la pregunta es ¿para que?.

De aquel México que Carlos saqueo, no queda nada, de sus antiguos perros obedientes no queda ninguno, salvo su hermano Carlos, y sus nuevos adeptos quienes al parecer le profesan una fidelidad mística, con un grupo de gobernadores dispuestos a seguir sus ordenes desde Tijuana hasta Tamulipas, Carlos Salinas de Gortari y su Hermano Raúl, vuelven a dirigir el circo, Carlos en su momento afecto gravemente a Telmex, Raúl ahora tiene la encomienda de afectar gravemente a PEMEX, esto ni los votantes lo esperaban, si ya de por si, el futuro de México se veía incierto, ahora con esta dupla en el poder, y con un Obama cada vez mas interesado en las guerras ajenas, sinceramente esto no terminara nada bien, solo se presiente una jubilación forzada de la Constitución Política, ¿y que mas da? Le han hecho tantas modificaciones que ya no es ni el reflejo de lo que inicialmente fue, ciertamente la economía será duramente atacada, y la pobreza será tal que dará miedo, no se pronostica un buen futuro para México, porque ya a nadie le importa, y a los que les puede importar, se los aseguro que terminaran muertos, saludos!

This entry was posted in Partidos Politicos, Politica Mexicana, Sociedad and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s