Fauna Silvestre

Corrían los finales de los 1700 y principios de 1800 en la incipiente República Mexicana, donde aéreas como la educación comenzaban a ser tomadas con mas seriedad y exigencia, se comenzaban a romper costumbres que aludían al pasado histórico de la sociedad que tuvo que sufrir el paso de libre a colonizada y después independiente, sin que esto significara bajo ninguna circunstancia que volviera a ser una sociedad libre, pequeño detalle que no se dignaron en tomar en cuenta para un sano futuro nacional.

México se esmeraba en firmar tratados internacionales que le valieran para ser reconocido como nación independiente, dichos tratados no eran mas que acuerdos comerciales hacia el exterior, cuyas condiciones estribaron en el consentimiento para seguir explotando y saqueando nuestros recursos, pero como la premisa era ser una nación independiente, las negociaciones estaban al calor del día.

 Hacia el interior del incipiente país, las cosas eran un peligro constante de implosión cada día, pero mientras que unos rubros eran atendidos con mano dura, otros eran cínicamente ignorados, y hoy quiero hablar del rubro de la educación en México.

 La educación desde ese entonces ha sido tan elitista como se le antoja permitírselo, mientras que una fracción podía darse el lujo de estudiar en un lujoso edificio, otras fracciones debían hacerlo bajo los mismos arboles del campo, o en construcciones que mas parecían ruinas, y ni hablemos de la insalubridad.

La sociedad, al igual que hoy, estaba fragmentada por élites y clases sociales, con costumbres y tradiciones diametralmente opuestas, al grado de que necesidades básicas como las fisiológicas propias del cuerpo humano, podían ser atendidas a plena vista en las incipientes calles de las localidades.

En estas épocas las escuelas no contaban con un sistema de letrinas o baños de pozo que sirvieran para atender las necesidades de orinar y defecar, y mucho menos con aéreas diferenciadas para hombres y mujeres, literalmente si alguien necesitaba orinar o defecar, simplemente salía del salón (si así se le podía llamar) y lo hacia afuera, y al mas puro estilo silvestre, cubrirlo con tierra.

Los maestros por su parte tampoco eran las deidades dedicadas a la noble labor de instruir a sus educandos, la rebeldía desbordaba por doquier, hasta que el Virrey Revillagigedo metió a este rubro en severa disciplina.

El Virrey ordeno que se construyeran lugares adecuados para que los alumnos satisfacieran sus necesidades fisiológicas, y estableció el reglamento de ser usadas uno por vez, y a los maestros se les estableció la regla de vigilar esta situación y evitar a toda costa seguir con la tradición de salir a hacer del baño a la calle, buscando cuidar el aspecto pulcro lo mas posible de los alumnos, si el maestro no cumplía esta labor tan sencilla, también se le dejo la amenaza de ser cesado, vetado e inhabilitado para ejercer la docencia.

Tal disciplina tan cerrada y estricta funciono, desconozco pues, cuando se suavizo al grado de ser ignorada, y que la rebeldía por parte de docentes volviera a ser tangible y destructiva, es el gremio mas rebelde, son el (o los actualmente) sindicato (s) mas polémicos, anarquistas, hedonistas y ególatras que existen, la docencia se corrompió y se desvió de su labor original, la cual es simplemente, velar por impartir una educación de calidad, apegada a futuras necesidades del entorno, y ser literalmente la segunda casa donde el alumno aprendería de su maestro todo lo demás que le fuera necesario para ser un buen individuo, los docentes comenzaron a ver  a sus alumnos como cargas estorbantes en lugar de verlos como diamantes a pulir, comenzaron a agredirlos mas de lo que los padres podían hacerlo y soportarlo, provocaron que el alumnado se volviera rebelde e indomable.

Y ambos grupos se separaron, como imanes repeliéndose por ser polos iguales, los maestros cayeron en la rebeldía y la apatía, y los alumnos se inclinaron a la anarquía, y a la rebeldía justificable, ambos grupos salieron de las aulas y recintos escolares para causar destrozos y estragos sociales y materiales.

A ningún grupo jamás se le volvió a castigar, lo único que la federación opto por hacer fue por la brutalidad en represión, no supieron controlar dos grupos que solo requerían un entorno cerrado y disciplinado para volver a funcionar, la federación se volvió cómplice y parte de tan enorme falla social.

Podría hacerse un recuento histórico de ambos grupos protagonizando el caos y actividades totalmente ajenas a sus respectivas, pero dejemos, como ejemplo, solo lo más reciente, una horda de “maestros” se manifiesta en San Lázaro, causando daños y destrozos por elevadas cantidades de dinero, ¿y que sucedió?, el Jefe del Gobierno Capitalino, el Sr. Mancera, dijo que simplemente no se castigaría a nadie, que es libertad de expresión legal  justificada y normal, ¡vaya situación!.

Si los manifestantes hubieran sido estudiantes, mejor ni recordar el 68, los maestros sin embargo llevan décadas tomando las calles, entorpeciendo los ciclos escolares, mal educando a los alumnos, enriqueciéndose con cuotas por casi todo, vendiendo sus plazas, heredándolas, y jamás se les ha vuelto a meter en disciplina, ¿será que acaso necesitan otro Revillagigedo?, el gremio de docentes no solo ha trastocado la vida social tanto civil como estudiantil, si no que hacia sus propios adentros ha sufrido implosión tras implosión, lo que antes era un emporio ahora son varios, un gremio plagado de colores de partidos políticos, y un gremio subordinado al mejor interés político actual de su entorno.

Dicen que la educación se aprende en casa, y que no es responsabilidad del docente, lo cual es totalmente falso, lo que se aprende en casa es a ser civilizado y humanizado, la docencia es la total y única responsable de la educación de sus alumnos, por horas al día son los suplentes de los padres o tutores, son responsables de la sociedad que ellos mismos generan, pero eso se ha olvidado, mano dura es lo que necesitan, miedo a perder su trabajo es lo que les vendría bien, auditorias fiscales por causa de sus altos ingresos periódicamente harían que se autoregulara cada docente, es necesario y urgente frenar a este gremio que cada vez mas actúa como caballo silvestre, sin rienda, sin jinete, sin freno, sin reglas, saludos!.

This entry was posted in Educacion Nacional, Maestros y Alumnos, Sociedad and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s